Go to Top

Atrévete a cambiar las reglas

Cada cierto tiempo, alguien tiene que atreverse a cambiar las reglas para evolucionar y alcanzar mejores resultados. Esta actitud no está exenta de riesgos o de ser ridiculizados. Sin embargo, quién persiste en su afán de mejora continua, alcanza resultados más allá de lo que hubiera podido imaginar al inicio.

En un reciente anuncio de Wuaki TV , se recupera al ex atleta estadounidense Dick Fosbury, quién en los años 60,  rompió las reglas al saltar de espaldas en la prueba de salto de altura (hasta entonces se saltaba por delante) siendo campeón en los Juegos Olímpicos de México 1968  creando el hoy conocido como salto Fosbury o Fosbury Flop. Nadie hasta entonces lo había hecho en una competición y todos daban por bueno que la mejor forma de saltar era hacia delante. En esta cita, sorprendió a todo el mundo cuando ganó la medalla de oro olímpica, estableciendo un récord olímpico con 2.24 m y la mejor marca mundial del año.

No obstante, Fosbury fue durante sus inicios ridiculizado por pensar diferente, por innovar, por buscar una nueva manera de mejorar sus resultados hasta que ganó en México 1968 pasando a la categoría de héroe.

Hoy en día, todos los saltadores de altura de élite emplean el Fosbury Flop, y su mayor eficacia está totalmente demostrada. Sin embargo, hay dos cosas que no son tan conocidas sobre el origen de una de las mayores innovaciones en la historia del atletismo.

En primer lugar, Fosbury empezó a probar con una nueva manera de saltar en el Instituto, llevándole un tiempo conseguir dar con un estilo que produjese el resultado esperado. Según testigos, los primeros intentos no fueron demasiado alentadores.

En segundo lugar, en el instituto todos se reían de él, considerándole un chiflado y algunos como un snob por salirse de las normas conocidas.

Dick Fosbury tal vez no era el  saltador más dotado de su época, pero gracias a su gran innovación consiguió ser campeón olímpico y cambió para siempre la forma de entender el salto de altura.

De la misma manera, una empresa que no sea la más grande ni tenga los mayores recursos, si tiene una actitud que le lleve a probar nuevas opciones, aunque algunas no funcionen según lo esperado al principio, que tenga curiosidad por conocer las mejores prácticas en su sector en cada país y un compromiso por buscar constantemente áreas de mejora, puede lograr importantes innovaciones que le lleven a obtener mejores resultados.

Al igual que en el desarrollo del salto Fosbury, no siempre salen las cosas a la primera. Lograr grandes innovaciones requiere dejar espacio para el fracaso y aceptar que al inicio contaremos con algunos reveses. Si seguimos adelante, mejorando y realizando nuevas pruebas obtendremos de forma inevitable nuevas soluciones.

Al igual que Dick Fosbury, en Solutions Inside estamos convencidos de que existe una forma mejor de hacer las cosas y obtener resultados.

La actitud, la perseverancia y la visión de largo plazo son algunos de los elementos que pueden ayudarnos a marcar la diferencia. Al igual que en el deporte, para alcanzar mejores resultados alguien tiene que atreverse a cambiar las reglas.

¿Estás preparado para cambiar las reglas? Descúbrelo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>