Go to Top

¿Cómo saber si tu idea es una idea de negocio?

 

No es una ciencia exacta ni es posible tener poderes adivinatorios sobre qué ideas funcionarán ya que hemos visto ideas absurdas tener éxito.

Sin embargo, existen algunas preguntas que nos permiten afinar la búsqueda y determinar si una idea puede ser algo más que una idea. Es evidente que no hay está garantizado pero sí podemos minimizar los riesgos y aprender a gestionar los imprevistos.

¡Sal a la calle y habla con clientes!

Antes de desarrollar al completo un producto o servicio y sobretodo antes de invertir grandes sumas de dinero en una web completa, en un amplío stock o en una línea de producción es necesario salir a la calle y hablar con tus potenciales futuros clientes.

Parece obvio pero no siempre realizamos las preguntas correctas en el momento adecuado.

Una vez identificada la idea y antes de entrar en mayores inversiones o en el análisis del Plan de Empresa, conviene plantearse algunas preguntas:

¿Se trata de una idea realista?

¿Es viable técnicamente?

¿Es viable desde el punto de vista económico?

¿Se está en condiciones de poder acometerla?

¿Su rentabilidad justifica los esfuerzos necesarios para ponerla en marcha?

A partir del momento que tenemos una o varias posibles ideas de negocio los pasos a seguir sugeridos son:

1-Identifica un mercado

Empieza por un sector, mercado o producto que te interese o conozcas.

2-Comprende el mercado

Empieza por leer y escuchar lo que los usuarios buscan y no encuentran, detecta aquello por lo que pagarían. (consulta webs, foros, blogs, comunidades de opinión como quora etc)

3-Valida la idea.

Utiliza técnicas de pre-venta, comunica/comparte (entiendáse dar a conocer) la idea del producto o servicio tus redes sociales y envíalo por email a 5-10 personas que pienses le puede interesar, todo ello antes de disponer del producto con el fin de asegurarte que hay clientes que realmente comprarían tu producto o servicio.Pide que te contesten a un email o incluso que te ingresen x cantidad de dinero en paypal (1 euro, 5 euros  de reserva etc).

4- Hazlo sencillo.

Fija como objetivo obtener respuestas y/o ver si la gente te paga por lo que ofreces (en tu cuenta paypal por ejemplo)

5-Establece un precio

Establecer un precio te ayudará a validar la idea así como la viabilidad de su coste-beneficio sin embargo no es imprescindible saber el precio para realizar una validación rápida de interés o intención de compra en cuyo caso tan solo nos interesa saber si hay clientes para la idea que planteamos.(ya discutiremos precio en un segundo paso).

6-Consigue tus primeros pedidos

7- Si no has obtenido respuestas, vuelve al paso 1.

 

No pasa nada si la primera idea no se valida y tienes que cambiarla por otra. No hay que tener miedo a que la primera idea sea una idea errónea. Debemos aprovechar la información para analizar de nuevo las opciones e identificar una propuesta alternativa.

Una idea de negocio debería basarse en las necesidades de los clientes y el mercado y estar determinada por la respuesta de los clientes a la propuesta de valor generada por una idea de negocio determinada.